lunes, 24 de abril de 2017

Diario: 5 de mayo de 2014

Bueno, me he encontrado una especie de "diario" en el que escribía de Pascuas a Ramos hace años... Me ha llamado la atención lo último que escribí en él, y quiero enseñároslo. Es de antes de entrar en lista de espera para el trasplante. No hace falta que diga más!!
"Hace tanto tiempo que no escribo que ya no recuerdo ni las cosas que me han pasado. Solo se que últimamente sólo tengo en la cabeza el tema del trasplante, aunque no de una manera enfermiza. Mi FEV1 es de 23%, lo que significa que el Dr. Iturbe ya empieza a hablarme demasiado de lo cerca que tengo el trasplante, entrar en la lista de espera.
Esta semana tengo que ir dos veces a Santander para ir haciéndome alguna prueba.
Veo tan cerca el trasplante que cada día me surgen infinitas preguntas de las cuales supongo que muchas de ellas serás de lo más estúpidas, pero no lo puedo evitar: el tema del teléfono móvil y la llamada, mis amigos, el poder ver a mis primas... y a mi familia en general.
La naturalidad y comodidad con la que hablaban del tema en La Fé, en Valencia, David, Jesús, Olaia, Ari, Soraya... cuando estuve ingresada allí me tranquiliza bastante, pero también es verdad que cuando estaba allí todavía no tenía ninguna duda ni ninguna pregunta de todas las que tengo ahora mismo. Y es que, ¿Quién va a avisar a mis amigos de cómo estoy cuando llamen y pregunten cómo ha ido la operación, cómo estoy?. Porque no creo que vayan a verme, no creo que puedan si quiera entrar la gente en mi habitación hasta que no pasen semanas de la operación.
Pero bueno, ahora voy a intentar vivir el presente y llevarlo lo mejor que pueda."

Después de haberla leído me doy cuenta de varias cosas. Cosas que yo me esperaba y que no han ocurrido. Donde decía que cómo iban a hacer mis amigos para saber de mi y de la operación no me imaginaba que a muchísimos de ellos no les iba si quiera a picar esa curiosidad. Pero la reciprocidad ha llamado a mi puerta y he abierto sin dudarlo. 
"Pal que no quier, tengo yo mucho"  Martita
Vivía engañada...pobre de mi. Mejor así.

Dibujo de un elefante de mi prima MARIÁN